E-mail marketing: ¿Compro bases de datos?

LUNES, 11 DE JULIO DE 2016

 

Una herramienta muy utilizada a la hora de diagramar una estrategia de comunicación digital es, sin dudas, el e-mail marketing. Esto no es ni más ni menos que la promoción de productos o servicios vía correo electrónico pero con algunas salvedades.

La realización de acciones de e-mail marketing no está relacionada con el simple hecho de abrir nuestra casilla de correo tradicional y enviar mails a todos nuestros contactos para promocionar nuestra marca. Va mucho más allá de eso, pues es fundamental la utilización de una plataforma diseñada especialmente para este tipo de tarea a fin de obtener los mejores resultados. Pero aún antes de todo esto, debemos contar con la materia prima con la cual vamos a trabajar: la base de datos.

Y principalmente, para que todo este trabajo sea realmente efectivo, la estrategia debe partir desde el concepto del marketing del permiso, establecido por Seth Godin, donde toma como punto fundamental el acuerdo mutuo con el usuario receptor de los envíos de mails. Es decir, hablando llanamente, debemos realizar estos envíos a los integrantes de nuestra base de datos, siempre y cuando hayan dado su consentimiento previo.

Esto sin dudas hará que la relación sea más duradera, con una muy baja tasa de rebotes y una alta efectividad, ya que no estaremos irrumpiendo en la casilla de mail de un usuario desconocido con algo que no es de su interés. Todo esto, sumado al importante detalle que constituye el hecho de que al tener permiso del receptor, tenemos muchas más posibilidades de que nuestros correos ingresen en bandeja de entrada y no en la carpeta "spam o correo no deseado", lo que reduciría de manera notoria las chances de que nuestro envío sea leído.

¿Y cuál es la forma de obtener esa base de datos propia, con permiso de los usuarios? Se utiliza mucho lo que se podría denominar como un "intercambio por interés", es decir, ofrecer algo a quien visita nuestro sitio web, a cambio de suscribirse al mailing. Un ejemplo muy claro de esto es el que utilizan algunas empresas relacionadas con la enseñanza, donde como "recompensa" por la suscripción al servicio de e-mails periódicos, al momento de ingresar los datos y brindar el permiso, permiten la descarga gratuita de un e-book, un video tutorial o un reporte sobre una temática referida a la marca.

La compra de bases de datos resulta poco recomendable, dado que generalmente presentan diferentes problemas al momento de su utilización: casillas de correo en desuso, usuarios sin interés en nuestro producto o servicio, gran volumen de remoción de nuestra base de datos, entre otros... Esto lleva a una reducción drástica de este conjunto de correos comprados, y a un aumento drástico de la reputación negativa de nuestro dominio (con el que enviamos los mails), lo que sin dudas nos hace pensar que, comprar bases de datos, es una mala inversión.

El trabajo del armado de bases de datos propias, con usuarios activos y listas depuradas, es sin dudas largo y a veces tedioso, pero es lo que nos garantizará la construcción de un público real, concreto y que esté dispuesto a recibir nuestra información.

VOLVER

Todos los derechos reservados. FUEGO © | Mar del Plata, Buenos Aires, Argentina | Branding & Redes Sociales | Diseño, Contenido y Publicidad Digital